viernes, 10 de agosto de 2012

Contrastes de Budapest (I)

Desconocida para muchos, elegante y señorial como pocas, la capital de Hungría mantiene casi intacto el encanto y el poderío con el que los antiguos soberanos del Imperio Austro-Húngaro tuvieron a bien dotarla.
Decidimos visitarla en pleno invierno, en un febrero frío pero amable, que nos permitió conocer todos sus rincones sin que nos estorbaran demasiado las inclemencias del tiempo.

Salimos de Tenerife bien de mañana, ya que teníamos que hacer dos escalas, una de ellas en Frankfurt.





Cuando llegamos al aeropuerto estaba esperándonos, puntual, un empleado de una compañía de transfer, en una furgoneta que nos llevó al hotel en unos 20 minutos. Menos mal, porque a esa hora es difícil encontrar transporte al centro.
El hotel Soho, está muy céntrico, en lo que era el Barrio Judio. Pongo unas fotos de la habitación.


El personal amable 100% en todo momento. Lo único flojillo el desayuno, pero ya se sabe que cuando el hambre aprieta para inventar platos y combinaciones somos únicos.

 No sé si todo el mundo tiene la misma costumbre, pero cuando estoy de viaje me gusta levantarme con las gallinas, desayunar y echarme a la calle....Y eso hice en Budapest...gran error!!!! Un fríoooooooooo. Menos 10º, si para vosotros es frío no digo para nosotros....
Botas, abrigos, guantes, bufandas y nieve por todas partes!!!Parecíamos el muñeco Michelín, incómodos e hinchados. Pero en fin, después de unas risas y una ojeada al mapa para situarnos nos pusimos a caminar en dirección al Danubio y al que sería nuestro primer destino, el Parlamento.
De camino pasamos por la calle Alkotmány Utca donde se rodó la escena del funeral de EVITA.

 Llegada al maravilloso Parlamento...Nos acercamos rápidamente al edificio, pero al llegar vimos que aunque ya había grupitos de turistas por fuera, todo estaba cerrado. Fuimos a informarnos y nos dijeron que TODO en la ciudad en la temporada de invierno abre a las 10!!! y eran las 8.30 Así que otras risas y a caminar...
Y tomamos estas vistas un poco neblinosas de Buda. (San Matías y el Bastión de los Pescadores)

 Imagen de la Academia Húngara de las Ciencias
 Plaza Roosevelt.
 Puente de las Cadenas
 Este edificio de la calle Vaci me recuerda mucho al Moderisme catalán..
 Esta es la Calle Vaci, arteria comercial de la ciudad, aquí están las principales marcas de moda joven del mundo.

 Y viendo que se acercaba ya la hora de la apertura, volvimos al Parlamento.



 Monumento a los Caídos por la Revolución.

  Museo Etnográfico.
Es uno de los Museos Etnográficos más grandes de Europa. Presenta el arte, costumbres, modo de vestir y forma de vida de los húngaros, etnias de Hungría y otras naciones europeas y de fuera de Europa.


Detrás de la fachada clásica del edificio construido entre 1893 y 1896, pomposas salas internas neorenacentistas fascinan al visitante.
 Y por fin entramos al Parlamento, con una guía muy joven y muy guapa que hablaba muy bien español.
 Justo en la entrada tenemos esta maqueta, que fue realizada por una familia en su casa. Se cuenta que para poder sacarla una vez acabada tuvieron que derribar la puerta.
 El edificio con su estructura simétrica sirve para albergar un parlamento bicameral. Desde la Segunda Guerra Mundial el edificio también da hogar al ejecutivo. El ala norte alberga las oficinas del Primer Ministro mientras el ala sur las del Presidente de la República. En los cuartos de esquina de la ala norte se encuentran las oficinas del Presidente del Parlamento.
 La escalera que se eleva de la entrada principal a la sala del domo es una de las obras arquitectónicas mas brillantes de Steindl.
 En el techo podemos observar las pinturas alegóricas de Károly Lotz:



 La sala de la escalera principal alberga ocho de las columnas que soportan el techo. Hechas de granito negro tienen seis metros de alto y pesan 4 toneladas cada una. Son de Suecia y los ocho fueron cortadas del mismo bloque de granito.




 Llegando a la cima de la escalera el visitante entra en el Salón de la Cúpula cuyas 16 esquinas aumentan el sentido de espaciosidad. Es verdad que el techo interno es mucho mas bajo que la cúpula, pero su estructura ingeniosa da la sensación que el salón de 27 metros de tiene altura impresionante. Este salón esplendido es el corazón estructural y espiritual del edificio y en su época daba lugar a sesiones plenarias de las dos casas del Parlamento.


 Las estatuas y los escudos de 16 gobernantes colocadas alrededor del Salón de la Cúpula ofrecen al visitante una lección breve de historia. En frente de la escalera principal comienza con el jefe Árpád y en orden de reloj sigue con San Esteban, San Ladislao, Kálmán Könyves, Andres Segundo, Bela Cuarto, Luis el Grande, János Hunyadi y Mátyás Hunyadi. Siguen los príncipes de Transilvania, Istvan Báthory, István Bocskai, Gábor Bethlen, y György Rákóczi. Las últimas tres figuras son Habsburgos, Carlos Tercero, María Teresa y Leopoldo Segundo.


 La Corona Real húngara está depositada bajo la cúpula, donde los visitantes podemos contemplarla rodeada de los demás símbolos de la soberanía Real.
 Girando a la derecha pasamos a la Cámara de Diputados donde se celebran sesiones hoy día la legislación húngara. Antes de llegar a la Cámara primero pasamos por el salón fumador. En la actualidad, este salón en vez de ser un fructífero lugar de intercambio de opiniones de los diputados es usado por la prensa.


  La construcción del Parlamento comenzó el 12 de octubre de 1885. Con un promedio de 1000 obreros trabajando constantemente la construcción duró 17 años. Fue la mayor inversión de su época. Como los constructores trataron de usar técnicas y artesanía húngara donde era posible, florecían industrias enteras. El costo total se elevó de los iniciales 18,5 millones de coronas de oro a 38. Se removieron mas de 176.000 metros cúbicos de tierra, utilizado mas de 40 millones de ladrillos sin contar el medio millón de piedras ornamentales que se usaron en la decoración de las paredes.

Al final del salón fumador tras de un corto corredor se encuentra la Cámara de Diputados. A través del arco de las ventanas de techo se filtra una luz dispersa sobre todo el espacio del salón mas importante del edificio.

 Dentro del salón de excelente acústica se encuentran 438 sillones especialmente diseñados para los diputados, mientras los sillones del círculo interno son para los ministros del Gobierno. El Presidente y vicepresidentes ocupan una plataforma elevada por razones acústicas.
 Este era el sistema de refrigeración de la cámara. Se llenaban unos depósitos de hielo y mediante conductos se hacía subir el fresco a los pies de sus excelencias. Cuando la fábrica quebró en 1992 tuvieron que poner el aire acondicionado moderno.
 Este particular cenicero tenía la propiedad de indicarnos lo interesante de la sesión en desarrollo. Cuanta más ceniza en el puro que descansaba sobre su correspondiente hendidura numerada, más interesante el debate y menos salía el susodicho a fumar.


Ahora tocaba visitar San Esteban.

 La Basílica de San Esteban, edificada en el estilo clasicista y neorrenacentista, es una de la más hermosas e importantes edificaciones religiosas y turísticas de Hungría.
 Esto se debe a varias causas, una de ellas es sin lugar a dudas el respeto hacia San Esteban, fundador del Estado, la otra es la incomparable belleza del edificio.
 La verdad que es una de las iglesias más bonitas que he visto.
Entrando en la Basílica a primera vista fascina al visitante el mármol rojo oscuro, negro y blanco, las piedras preciosas y el espacio enorme. Su área interior es muy rica en diferentes obras de arte: se pueden ver numerosas estatuas, pinturas, mosaicos de artistas húngaros de renombre.
 Una de las singularidades de la Basílica es que desde el punto de vista arquitectónico no es basílica, porque su plano tiene forma de cruz griega, pero a pesar de eso desde el primer momento el público lo llamó basílica.
 La construcción comenzó el 14 de agosto de 1851, en base de los planes de József Hild, quien la dirigió hasta su muerte en 1867.
 Después de la muerte de Hild encargaron a Miklós Ybl la construcción, quién la continuó hasta su término, pero los trabajos del interior del edificio y los acabdos más artísticos se realizaron con la dirección de József Kauser, finalizando en el año 1905.

Otras curiosidades son, por ejemplo que a pesar de su significado eclesiástico sólo pasó ser propiedad de la Iglesia en el 2001 ya que hasta entonces estuvo en manos del estado, o que su órgano, fue construido en 1905 y que también podemos encontrar aquí la mayor campana del país que pesa 9 toneladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario