sábado, 24 de noviembre de 2012

Samaná, República Dominicana (II)

Si hay un hotel de los que haya visitado, donde me haya sentido más cómodo y mejor atendido ese es el Bahía Príncipe El Portillo, en Samaná.

No sólo el hotel ofrece todas las comodidades de un 5 estrellas, con el aliciente de todo incluido, sino que además el servicio es atento y amable en su máxima expresión.
La playa es de auténtica postal y los alrededores son bosques semivírgenes que aislan el complejo de su alrededor.

La verdad es que merece mucho la pena una visita a este lugar, antes de que la especulación constructora acabe con tanta belleza.

El hotel se llama Bahía Príncipe El Portillo, en Samaná. Mirad las fotos.






Que maravillosa playa!!! Y exclusiva del hotel, porque estábamos rodeados de selva por todas partes y no había ningún otra edificación.



Un paseo por los jardines y el ampliiiiiisimo hall de recepción.


[url]


La tormentita:





Sólo hicimos dos excursiones, ya que íbamos en plan relax. Esta fue una de ellas. Despúes de llevarnos en bus a la zona sur de la península. Nos bajamos en esta playa para montar a caballo por sendas y bosques.


En esta playa hicimos un descanso para tomar Vitamina R (de ron)


Y llegamos a la maravillosa playa Rincón.


Los paraisos existen.......

Como me supo esa comidaaaaaa!!!!






A la vuelta vimos ejemplos prácticos de los comercios dominicanos.
Y otro ejemplo:


Otro día hicimos una excursión a la Cascada del Limón.


El bus paraba aquí, porque los dueños de los caballos tenían aquí las cuadras.

Imágenes del camino hasta el Salto del Limón.




La verdad que la cascada era muy bonita, y el agua estaba muyyyyy fría.
Los niños que se ven hacían saltos desde lo alto para ganar unas monedas.




En esta guagua hicimos la excursión.
Otra foto de la playa del hotel.
Y luego relax y más relax......

No hay comentarios:

Publicar un comentario