lunes, 20 de mayo de 2013

Barbados

 Hoy estamos en Barbados, pero nuestra excursión no sale hasta las 3 de la tarde, así que vamos a conocer este paraiso fiscal.
Después de desayunar, bajamos a tierra, donde un autobus nos lleva hasta la terminal de cruceros. También está el Carnival Destiny.







Bueno, hoy lo dedicaremos a caminar, a entrar en contacto con los barbadienses.
Seguimos el camino en linea recta que nos indica una bella barbadiense y llegamos a la calle principal. Pero... el suelo se mueve. Bueno será del barco.
Hay varios centros comerciales y entramos en uno. Se parece mucho al Corte Inglés y me siento como en casa.
Pero es un poco caro, mejor vamos a buscar algo más típico.
Señora barbadiense, ¿donde hay algo más autóctono?
Siga usté pa´lla, tó recto. Hay unos chilinguitos que venden cosas pa´turistas. Gracias belleza de ébano.
Pues mira, aqui si. A ver una máscara de las que colecciono.., unas pulseras...,uf un poco caro, pero bueno, si no, no compro nada.
Pero, otra vez el suelo se mueve?
Esto no es muy normal y no soy el único en notarlo.


Vaya es hora de volver al barco.
Caminandito, caminandito llegamos a la terminal. Donde están los demás? Vaya, vaya, vienen en taxi. Pues a esperar.
Mira aqui hay unos puestitos de camisas.
Vamos a comprar las de la noche tropical.
6 por favor de estas rojas que ponen Barbados con una franja de loros.
14 euros cada una.
Subimos al barco y almorzamos en el Panorama, algo ligerito que tenemos que sumergirnos.
A la hora indicada nos reunimos y bajamos otra vez a tierra.
El mismo microbus nos lleva a la terminal y de ahí a otro microbus a otro lado del puerto desde donde sale la excursión.
Son dos motoras, una grande y otra más pequeña donde caben 12 personas. Que casualidad, si el nuestro es un grupo de 12.
 Vamos pa´rriba.
Nos encasquetan un estudio de chaleco salvavidas y nos hacen firmar[?][?]
Vamos por toda la costa a bastante velocidad y paramos en un sitio donde se supone que estan las tortugas.
Los del barco te dicen que no te debes tirar ni sumergirte, sólo quedarte en la superficie.
Esperamos en el agua unos minutos y de repente a mi lado emerge una cabeza. No es ninguno de mis amigos, no lleva gafas, ni tubo, y necesita algo de cirugía estética.Pero si es una tortuga.
El jefe de la tripulación saca una bolsa con pedazos de jamón y empieza a alimentarlas.
Se forma un batiburrillo de manos y pies que se mueven freneticamente, agitandose y dejando a las tortugas sin lugar donde salir a respirar.
Se van y vuelven.
Seguimos sobrealimentándolas de tal manera que todo el mundo tiene jamón para darles.
Hay jamón flotando por todas partes, incluso yo como jamón al intentar respirar. Puajjj está rancio.
Las tortugas se estresan un poco y el show termina. Todos a bordo a ver el pecio.
Unos kilómetros más adelante nos dan tambien aletas y bajamos a ver el cadaver de un viejo barco.
Impresiona un poco, pero el agua está un poco turbia y se forma otro batiburrilo de aletas y tubos.
Al rato nos llevan a una playa donde nos dan más ron punch y descansamos una media hora.





Volvemos a tierra. Pero la tierra sigue moviéndose.
De vuelta al barco y al jacuzzi.
En Aruba vimos en el periódico que habia habido varios terremotos en el mar. Eso eran los movimientos en Barbados. La verdad no es agradable.

1 comentario: