domingo, 24 de junio de 2012

Copenhague sobre las aguas (III)

Y muyyy tempranito nos levantamos, y tras un copioso desayuno nos fuimos a la calle.



Volvimos a tomar el paseo del canal Kalvebod Brygge, donde vimos esta original casa flotante.


El entorno me gusta..


Cruzamos el puente Langrebo...








....para entrar en Christianshavn. Esta isla artificial, fue construida en el siglo XVII por el rey Christian IV como parte de las fortificaciones de Copenhague. En principio dependía del distrito de Indre By pero desde 2007 tiene su propio consejo. Hay muchas grandes empresas de negocios y hoteles que han invertido en la zona.









Luego cruzamos el puente Amargrebo para cruzar el bastión de defensa que encierra una parte del la isla.. Aquí encontramos otra piedra millar.





Nos acercamos a la original Vor Frelsers Kirke, o Iglesia de Nuestro Salvador.

 Se trata de una iglesia de estilo barroco de finales del siglo XVII. Cuenta con un espléndido campanario dorado, con escalera de caracol exterior, cuya flecha, rematada por una figura de Cristo sobre el globo terraqueo, mide 90 metros de altura y se ve desde cualquier lugar cercano.

 Existe la posibilidad de subir a lo alto de la torre y gozar de la magnífica vista sobre el puerto.
 No tuvimos la oportunidad de subir porque abría a las 10 de la mañana y el que espera desespera.. pero había leido que es aconsejable esta escalada, aunque conviene recordar que deberás subir nada menos que 400 escalones hasta la cima. Los que sufren claustrofobia o vértigo, que se abstengan. Una leyenda dice que el arquitecto, al ver que las escaleras giraban en sentido equivocado, se tiró desde la cúspide.

 Seguimos cruzando los canales para salir de la isla.
 Casas que recuerdan la época en que se asentaron aquí los primeros pobladores de la isla.


 Tras cruzar el puente de Knnipelsbro, desde donde se ve la Biblioteca Nacional, alias ' Diamante Negro' entramos en lo que los kobmendenses llaman la City.
El Diamante Negro, una extensión bibliotecaria de la Royal Library de Dinamarca, se inauguró en Septiembre de 1999 después de casi 3 años de espera de la mano de los arquitectos Schmidt, Hammer & Lassen, en un lugar privilegiado del Canal de Christianshavn.
 The Black Diamond cuenta con 6 salas de lectura y 486 puestos y desde el vestíbulo, iluminado por una intensa luz cenital, se puede acceder a todos sus servicios:
El fondo documental está compuesto por más de 250.000 volúmenes, 8.000 microfilms, más de 4000 títulos de publicaciones periódicas (800 danesas y 3.200 extranjeras). Y por supuesto, lo último en tecnología..
 Volvemos a pasar por delante del edificio de la Bolsa..

 ..del Palacio Real...
 Cruzamos el puentecito de Christian IV..
 Y caminando por Havnegade, llegamos al pintoresco Nyhavn.
 La zona del canal de Nyhavn comienza en la Plaza Kongens, junto al edificio de la Ópera. El canal se construyó hace tres siglos para facilitar el acceso de los comerciantes al mercado, y hoy es un área preciosa, con sus barcos atracados, restaurantes, bares y cafés.
 Una sucesión de casitas antiguas de colores recorren ambos lados del canal más famoso de la ciudad. Actualmente están ocupadas por la pequeña burguesía urbana y por el turismo. Afortunadamente lo pudimos disfrutar maravillosamente porque todavía no habían llegado las hordas..

.
 Tiene su encanto por los barcos inmóviles que hay en el canal y el colorido tan variado de las casas.
Antiguamente era una zona destinada a marineros sin trabajo, prostitutas y borrachos. Hoy en día es una de las mejores zonas.



El famoso escritor Hans Christian Andersen vivió veinte años en el nº 18 y en el nº 67.
 WC para marineros...

Monumento a C.F. Tiegten, uno de los más célebres hombres de negocios de Dinamarca. Fundó muchas empresas que aún siguen siendo motor de Dinamarca como Tuborg o Privatebanken y jugó un papel importantísimo en la revolución industrial del país.
Como filántropo también fue un ejemplo y financió la construcción de la Marmor Kirken.
 Seguimos por el canal, paseando por Larsen Plads. Al otro lado encontramos la Ópera.
 El nuevo edificio diseñado por Henning Larsen tuvo un costo de 340.000.000 de euros, es la sede principal de la Ópera Real Danesa, y se encuentra ubicado directamente de frente al Castillo de Amalienborg (residencia de la familia real).
Consta de dos salas, la principal para 1500 espectadores y la de cámara para 200.
El mejor método de acceso es por ferry desde el puerto.

También vemos los Jardines de Amalia o Amalienhavn, recientemente reestructurados, con mezcla entre jardín barroco y ultramoderno.

 Pasamos también por delante del Statens Museum for Kunst que viene a ser el Museo Nacional de Dinamarca.

Y llegamos a la fuente Gefion, que hace de hito para marcar el comienzo de la Ciudadela.
Es una gran fuente al lado del mar, que representa varios animales de gran tamaño, llevados por una diosa de la mitología, Gefjun. Es un lugar de paseo popular para los habitantes, que al pasar suelen tirar una moneda a la fuente para que se realicen sus deseos. La fuente es un regalo de la fundación Carlsberg, y se instaló ahí en recuerdo del 50º aniversario de la empresa. Al inicio, la querían colocar en la plaza del ayuntamiento, pero terminó en el parque de Langelinie. El artista Anders Bundgaard hizo las esculturas alrededor de 1899 y se inauguró en 1908. Fue renovada hace unos 10 años. La fuente describe la creación de la isla de Zealand, en la cual se construyó Copenhague. Según la mitología nórdica, el rey de Suecia ofreció a la diosa tanta tierra como pudiera arar en una noche. Gefión, entonces, transformó a sus cuatro hijos en bueyes y a la mañana siguiente habían arado una tierra que separaron del continente y colocaron en el mar: la isla de Sealandia.
No quiero ser malo, pero las orientales son maravillosas, les encanta posar...

 Y seguimos por Langelinie, que es el paseo-parque que rodea la Ciudadela.

 Encontramos este recuerdo a la Princesa María de Dinamarca.


 Y por finnnn....la Sirenita!!!!
 Uno de los puntos habituales en toda postal de Copenhague es la estatua de la Sirenita. Presente en millones de vídeos, fotografías y postales durante muchos años, así que mejor no dejar pasar la visita, no vaya a ser que nos quedemos sin las fotografías tradicionales. El parque merece la pena ya por sí mismo, pero la foto junto a la Sirenita es el punto central de esta ruta.
 La Sirenita, un personaje de Hans Christian Andersen, esculpida por Edvard Erichsen y símbolo de Copenhague, es un bronce asentado en unas rocas. La Sirenita está emplazada en ese punto desde 1913 y a lo largo de su historia ha sufrido varios atentados: cortes de cabeza, de brazos y en otras partes. El último destacado fue el de la Nochevieja de 1996.
 Eriksen quiso que su modelo para la escultura fuera la bailarina danesa Ellen Price, gran estrella del Ballet Real, pero ante su negativa a posar desnuda tuvo que utilizar a su esposa como modelo. El 26 de marzo de 2010, la Sirenita viajó hasta Shangai (China) para presidir el pabellón danés en la Expo 2010 celebrada en esta ciudad china. Se trata de la primera salida de la famosa escultura de su país. La Sirenita estuvo en China los 6 meses que duró la Expo. El sábado 20 de noviembre de 2010, la estatua de la Sirenita fue nuevamente instalada en el puerto de Copenhague.
En 2013 la Sirenita cumplió100 años.
 Una vez pasada la zona donde está la Sirenita, torcemos a la izquierda para coger el camino que atraviesa la ciudadela o Kastellet.
 Kastellet es una ciudadela fortificada que se construyó en el norte de la ciudad, no muy lejos del mar y del palacio real. Hoy ya no sirve como punto de defensa sino para alojar las oficinas del ministerio de la defensa y algunas familias del ejército. Pero alrededor de la ciudadela, ha crecido un parque muy agradable, donde los habitantes vienen a hacer deporte. Es increíble en la ciudad el número de personas que van en bicicleta, y esta se usa más bien como un medio de transporte, para luego ir a correr o a caminar.

 Alrededor de la ciudadela, el parque toma la forma en estrella de Kastellet. El agua, que antes representaba una defensa más para la fortaleza, es tranquila y puedes ir con un barquito a dar una vuelta. Luego este agua sale al mar a la altura de la iglesia inglesa. Dentro de la ciudadela hay más espacios verdes, esta vez para un picnic o un descanso, y lugares que todavía son terrenos del ejército y no se puede entrar.


 la salida..
 De lejos la iglesia Inglesa.


 El monumento Vore Faldne ( Nuestros caidos), es una pieza de 6 metros, costeada por suscripción popular para homenajear a los caidos en la II Guerra Mundial. Curiosamente su uniforme es inglés y mira, con la cabeza baja a la iglesia Inglesa de Saint Alban.

 Vista de Kastellet.
 Y nos vamos aproximando a Saint Alban's.

 Esta iglesia anglicana ( episcopaliana) fue erigida en estilo gótico inglés en 1887 en este precioso sitio, privilegiado gracias que el príncipe de Gales, posterior rey Eduardo VII, se casó con una princesa danesa.



 Salimos por el Parque Churchill y caminamos por Esplanaden y Gronningen rodeando Kastellet y luego a la izquierda por Oster Voldgade hasta llegar a Rosenborg Have, donde está el Palacio Real de Rosenborg.
 El palacio fue construido originalmente en 1606 como una casa de campo para el verano y es un ejemplo de los muchos proyectos de arquitectura de Christian IV. Fue construido basado en el estilo renacentista neerlandés, típico de los edificios daneses de esta época y se ha ido reconstruyendo de varias veces, hasta adoptar la forma actual que data de 1624. Los arquitectos Bertel Lange y Hans van Steenwinckel fueron los creadores del castillo.


 El palacio se utilizó por los regentes daneses como residencia real hasta el año 1710. Después del reinado de Federico IV, el palacio Rosenborg fue usado como residencia real en dos ocasiones. La primera fue después de que el palacio Christiansborg quemara en 1794 y la segunda durante el ataque británico en Copenhague en 1801.


 Actualmente, el palacio está abierto al público para visitas turísticas y ofrece un museo con las colecciones reales de la corona danesa desde el siglo XV hasta el siglo XIX. Algunos de los artículos pertenecían a la nobleza y a la aristocracia. Actualmente Rosenborg es una propiedad estatal y fue abierto al público general en 1838.

 Desgraciadamente el tiempo se nos echaba encima y teníamos que apretar el paso. Así que tras una última mirada al Palacio seguimos.


1 comentario:

  1. un encanto todo... me parece que ellos estan "siglos luz" en la delantera...

    ResponderEliminar