jueves, 28 de julio de 2016

Cálido Helsinki (IV)

 Y justo a un lado encontramos la Estación Central de Helsinki.


La estacion de trenes de Helsinki es sin duda una joya del art noveau, llamada Helsingin päärautatieasema, es un conocido punto de referencia de la ciudad. Es utilizada por aproximadamente 200.000 pasajeros por día, también alberga la estación de metro Rautatientori , que es la más concurrida de todo Helsinki. Lo mas característico, ademas de su color marrón y detalles en verde, son su torre del reloj y los cuatro hombres de la entrada, se han hecho tan populares que hasta se han copiado para anuncios publicitarios.


La estación central de tren es prácticamente lo primero que ven los turistas que van a Helsinki- especialmente si llegan por avión. El autobús del aeropuerto hace aquí su última parada. El gran edificio fue diseñado por Eliel Saarinen en 1914 y representa muy bien el Art Nouveau finlandés. El exterior y el interior (especialmente el salón de entrada y el restaurante “Eliel”) muestran muchos elementos de este estilo, como por ejemplo los ornamentos del interior.





 Para mí, las cuatro grandes estatuas en la entrada sur son la parte más atractiva de esta estación de tren. La compañía de tren finlandesa también las usa de mascotas. Muchas veces se ve en propagandas a estos chicos de piedra haciendo caras divertidas o irónicas. En invierno, los locos finlandeses visten las estatuas con gorros para que no se enfríen. También hay una pista de patinaje sobre hielo en la plaza junto a la estación.





Pasamos por delante, porque estaba cerrado, del Museo Nacional de Finlandia.



 El edificio del Museo Nacional fue diseñado por los arquitectos finlandeses Gesellius Herman, Armas Lindgren y Saarinen Eliel que ganaron el concurso de arquitectura para el proyecto en 1902, y los trabajos de construcción se llevaron a cabo principalmente entre 1905 y 1910. El museo fue abierto al público en 1916 aunque fue fundado en 1893 como el Museo Histórico del Estado mediante la combinación de varias colecciones de más edad y de colocarlos bajo el cuidado del estado. El museo se restauró a fondo entre 1997 y 2000. 
 El edificio representa la arquitectura de los museos vigente durante los siglos 19 y 20, según la cual las diferentes partes del edificio reflejan la naturaleza de las colecciones y los diferentes períodos de la historia de la arquitectura en Finlandia. Con su fachada de granito y decoración de esteatita, el edificio es uno de los más importantes de Finlandia. Y seguimos caminando..


 Y llegamos al monumento a Jean Sibelius.

 El monumento, dedicado al famoso compositor Jean Sibelius, es una de las principales atracciones de la capital finlandesa.

 El monumento de Sibelius, tardó cuatro años en construirse, durante los cuales fue desarrollando un asma crónica y afecciones a los bronquios debido a la constante exposición de los gases tóxicos que debió respirar para lograr soldar mas de 600 tubos de acero inoxidable, en los que hoy, la gente que los visita se ve reflejada y hasta introduce su cabeza.



La obra, para desgracia de Sibelius, se dio a conocer casi 10 años después de su muerte, como suele pasar con los artistas, en vida nadie los reconoce y después de muertos son ídolos, una dinámica incomprensible pero demasiado común para entrar a discutirla, al parecer todo se debe al sistema imperante que invalida a muchos artistas con demasiado talento.



 Sus dolencias y su vida influyeron en su estilo de composición musical, viéndose influenciado por una operación a la garganta que sufrió debido al cáncer, y también por su sentida cercanía con la naturaleza. Algunos críticos encuentran su música anticuada mientras otros la catalogan como una genialidad. Es muy difícil que todos los críticos se pongan de acuerdo en temas artísticos, a veces pesa más la aceptación o rechazo masivo del público antes que las apreciaciones de estos jueces del arte.
 Y vamos saliendo del parque..

 Y nos acercamos a la Iglesia de Piedra.
 La Iglesia de Temppeliaukio (Temppeliaukion Kirkko en finés) es una iglesia luterana localizada en el distrito de Töölö. La iglesia fue diseñada por los arquitectos y hermanos Timo y Tuomo Suomalainen, e inaugurada en 1969.

La Temppeliaukio (plaza del templo) fue seleccionada como futura localización de una iglesia en los años 30. Pero el proyecto de J. S. Sirén, el ganador del segundo concurso de diseño de la iglesia, fue interrumpido en sus primeras fases cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en 1939. Tras la guerra, hubo otro concurso que ganaron Timo Suomalainen y Tuomo Suomalainen en 1961. Por motivos económicos, el proyecto presentado fue redimensionado y el espacio interior de la iglesia se redujo en un cuarto de su tamaño original. Su construcción comenzó en febrero de 1968, y fue terminada para su consagración en septiembre de 1969.


 El interior se excavó en la roca, aunque está bañado por la luz natural que entra a través de su cúpula acristalada. La iglesia se usa con frecuencia como local de conciertos gracias a su excelente acústica. Esta cualidad se consigue por las superficies de roca rugosa que permanecieron prácticamente sin labrar. Dejar estas superficies expuestas no estaba en el proyecto original, siendo una aportación del director de orquesta Paavo Berglund y el acústico Mauri Parjo. La Iglesia de Temppeliaukio es una de las atracciones turísticas de la ciudad, teniendo medio millón de visitantes anuales. La iglesia excavada en piedra está localizada en el corazón de Helsinki. El concepto principal del edificio era mantener el carácter original de la plaza. La característica forma de hacerlo es lo que atrae a profesionales y aficionados a la arquitectura. El mobiliario de la iglesia fue diseñado por los mismos arquitectos. El constructor de órganos Veikko Virtanen fabricó el órgano.


 No hay campanas en esta iglesia, por lo que su sonido se reproduce mediante una grabación de Taneli Kuusisto a través de unos altavoces.
La construcción de la iglesia generó controversia. Se hicieron pintadas en el lugar de la construcción para atraer la atención sobre el hambre en África con eslóganes como "BIAFRA!". Por su forma achaparrada y su construcción en piedra, de apariencia indestructible, se ha ganado el sobrenombre del "Bunker de defensa anti-diablo" (Piruntorjuntabunkkeri).
 Y vamos andando hacia el barco...




 Abandonamos Helsinki con la sensación de haber visto tan sólo una pequeña parte de lo que puede ofrecernos...Así que hay que volver!! Näkemiin!

No hay comentarios:

Publicar un comentario