sábado, 8 de septiembre de 2012

Fascinante India(I)

 Bandera de India

Cocktail Bar del Hotel Taj Palace de New Delhi


Puerta de la India.- Un arco inmenso de arenisca roja, que se construyó en conmemoración de los soldados indios y británicos caidos en la I Guerra Mundial y de los fallecidos n combate en la provincia North West Frontier y en lla Tercera Guerra Afgana. Una llama perpetua arde en memoria de los soldados que murieron en la guerra indo-pakistaní de 1971. Enfrente de la puerta se eleva el templete donde se instaló una estatua del rey Jorge V en 1936. La estatua está ahora en Coronation Park.








Mezquita de Jami Masjid. Construida sobre un promontorio natural en 1656 por el emperador Shah Jahan, con tres imponentes cúpulas de marmol blanco y negro y dos alminares gemelos que flanquean su majestuoso arco central. Necesitó 6 años y 5.000 obreros para su edificación, con un coste de casi un millón de rupias.


 Una gran escalinata de arenisca roja conduce a las magníficas puertas arqueadas donde en tiempos de Aurangzeb, se vendían caballos y actuaban malabaristas.

 En el gigantesco patio cuadrado de 28 metros caben hasta 20.000 personas en las oraciones del viernes y en el Id, cuando alberga numerosos fieles. Junto a la pila de abluciones está la plataforma donde antes de la existencia de megafonía se colocaba un segundo lector de oraciones para repetir a los fieles situados demasiado lejos las palabras del Iman.











 Rajghat.-El símbolo más emblemático de la India es el lugar donde fue incinerado Gandhi. Una plataforma de granito negro donde se leen sus palabras, " He Ram!" ( Oh Dios!) ocupa ahora el lugar. El único toque de color lo dan las guirnaldas de caléndulas.



 Lakshmi Narayan Mandir Temple.- Erigido en 1938 por el industrial B.D.Birla, fue uno de los primeros templos abiertos a todas las castas, y Mahatma Gandhi asistió a su primera puja.



 Tiene una entrada de marmol y Shikharas (agujas) de color ocre y marrón en el exterior e imagenes de Visnú y su consorte Lakshmi en el altar mayor del interior.

 El Gurdwara Bangla Sahib es uno de los templos Sikhs de Delhi. El Sikhismo basa sus creencias en el monoteismo, la negación de castas, la humildad y el servicio al prójimo. Al recinto del templo se accede descalzo y con la cabeza cubierta, para lo cual proporcionan un pañuelo de un vivo color naranja, y no se puede entrar con comida ni cigarrillos. A la entrada hay un pilón donde hay que meter los pies; a continuación se pasa a una explanada de marmol que rodea el edificio del templo.


 Mehrauli. Qtub Complex.- Se construyó en 1193 y es una amalgama de paneles decorativos hindúes, obtenido de los templos derruidos en los alrededores, y de cúpulas y arcos árabes. En la foto, la mezquita Quwwat-Ul-Islam, donde los motivos hindues, como campanas y cuerdas, semuestran claramente en los pilares.


















 Qutb Minar. Esta torre de la Victoria de cinco plantas la inició Qutbuddin Aibak y la completó su sucesor, Iltutmish. Es la más alta de la India y marca el lugar donde se estableció el primer reino musulman.





 Empieza el circuito. Rebaño de preciosas vacas sagradas.
 Habitación del Hotel Mandawa Castle, en la región de Shekawati. en el norte de Rajastán.


 Exterior de la habitación. Nos dijeron que era la zona má noble del castillo. La parte de torre redonda de la izquierda era el inmenso baño, sigue la habitacion a la derecha hasta la última ventana. La foto anterior es el interior del balcon. Maravilloso.



Las amplias y antiguas havelis, con exuberantes frescos en los muros, las construyeron entre el siglo XVIII y el XX, los mercaderes marwaris locales. Su interaccion con los británicos y la exposición a las nuevas tendencias urbanas e industriales influyeron en su estilo de vida, convirtiendo sus casas en el reflejo de las nuevas ideas, riquezas y posición social.














 Torre de una cisterna en el pueblo de Mandawa


 Fuerte Dunlod. Entrada del fuerte. Construido en el año 1750 por Kesari Singh, posee maravillosas pinturas y muebles antiguos.

 Interior del fuerte, Sala del Trono. Aún sigue en posesión de la poderosa familia de Virreyes que lo edificó, pero ahora se ha convertido en un hotel y museo.




 Y visitamos un par de havelis más antes de seguir el recorrido, a cual mas hermosa y delicada.












 Preparado para masticar, a base de nuez de betel, esencia de rosas, madera de sándalo, pimienta de la India, cal y otros ingredientes. Se hace una bola y se mastica, tragándose sólo la saliva con los jugos resultantes. Produce una ligera sensacion de euforia y perfuma la boca. Me comí uno de estos dos.
Cualquier oficio es bueno en India..y a cualquier edad.
Hotel Jai Mahal Palace de Jaipur. Antigua residencia real convertida en hotel de gran lujo. Maravilloso.



  Palacio Fortificado de Amber.




 Enjaezados elefantes, a ritmo lento, transportan a los visitantes hasta la cima de la colina; es una extraña sensación la de ir a lomos de elefante, ese lento balanceo lateral acompañado de un ligero avance; una hilera de elefantes asciende, otra desciende; su marcha lenta y ondulante está acompañada de una hermosa vista: hacia arriba las murallas de la fortaleza, cada vez mas cercanas; hacia abajo el lago y los hermosos jardines que parecen flotar en él; y en los árboles que flanquean el camino, multitud de monos en las mas diversas posturas y actitudes.


 El palacio fortificado de Amber se fundó en 1592, sobre los restos de un viejo fuerte del XI.




 Aquí vemos la Ganesh Pol, la rutilante puerta de tres alturas de 1640. Se comunica con las estancias privadas a través de la galería de celosías superior, destinada a las damas recluidas.


 Al entrar en el fuerte hay un gran patio; los elefantes se aproximan a un muro para dejar a los viajeros; también allí hay muchos monos; unos juegan, otros están sentados en los muros, uno de ellos come un ramillete de flores, delicioso aperitivo. En el Rajasthan viven muchos monos en estado salvaje, pero los de Amber han sido llevados para disfrute de los turistas.





 El interior del palacio también es de gran belleza, con sus muros decorados con pequeños espejos incrustados, por lo que se ha denominado Sheesh Mahal, o Palacio de los Espejos.



 Uno de los patios dedicados a las dependencias de las mujeres, o zenana.



 Aram Bagh, el jardín de recreo, donde aún las mujeres acarrean agua.


 El interior del palacio también es de gran belleza, con sus muros decorados con pequeños espejos incrustados, por lo que se ha denominado Sheesh Mahal, o Palacio de los Espejos.


 Kesar Kyari Bagh, que debe su nombre a las raras flores de azafrán que antes llenaban los parterres.

 Jas Mandir. Este salón de audiencias privadas tiene ventanas con celosía, un elegante techo floral de alabastro e incrustaciones de cristal. La reja de marmol ofrece vistas al Lago Maota y permite la entrada de aire fresco.







 Mujeres acarreando tierra en el patio del Diwan I Aam.
 El pintoresco Jal Mahal, que parece flotar sobre las aguas durante el monzón, en el lago Man Sagar. El jardín abancalado, rodeado de porticos, cuenta en cada una de sus esquinas con una torre semioctogonal coronada por una elegante cupula.

 Jaipur.- Jantar Mantar. El observatorio de instrumentos astronómicos de Jai Singh II parece un museo de esculturas futuristas. Fue reparado en 1901 por Mahdo Singh II, que le añadió taracea de marmol. Alguno de los instrumentos se utilizan todavia para calcular las temperaturas que se alcanzan en verano, la fecha de llegada, la duración y la intensidad del monzón, y la posibilidad de inundaciones y hambrunas.




 No se trata de un edificio sino de un gran patio lleno de extrañas construcciones, los diferentes instrumentos astronómicos o los soportes que servían para sostenerlos: enormes relojes de sol; gigantescos astrolabios de mas de dos metros de diámetro suspendidos entre gruesas columnas; dos áreas semiesféricas de mármol blanco con la posición de las estrellas, de varios metros de diámetro y dispuestas sobre un gran hueco excavado en el suelo; otras dos áreas semiesféricas de menor tamaño; unas construcciones simétricas, una para cada signo del zodiaco, con un plano inclinado orientado para ver la constelación correspondiente en la época adecuada; columnas dispuestas formando círculos con una escalera para acceder a su parte superior, planos inclinados provistos de escaleras; y varias construcciones mas.

También hay una escalera estrecha, larga y empinada por la que se asciende a una elevada terraza, en otros tiempos utilizada para la observación de los astros, que actualmente ofrece una hermosa vista de la ciudad: abajo, en primer término, una visión de conjunto del observatorio; mas al fondo, hacia un lado (hacia el sur), primero unas edificaciones bajas alrededor de grandes patios que fueron en otros tiempos las cuadras reales, mas lejos la parte posterior del Palacio de los Vientos con sus caprichosas formas en la parte alta, mas lejos aún las colinas que flanquean Jaipur; hacia el otro lado (hacia el noroeste) el Palacio del Maharajá, dominando la ciudad y, aún mas lejos, una fortaleza situada sobre una rocosa colina cercana.


1 comentario:

  1. Que decir de todo lo visto sino... Fantastico.... Y lo que queda por ver ;)

    ResponderEliminar