sábado, 19 de marzo de 2016

Tailandia, el país de la sonrisa ( IV )

Wat Chang Lom. De arriba a abajo vemos la espiral o aguja anillada en punta; el chedi en forma de campana de estilo Sri Lanka; hornacinas con figuras de Buda; finalmente elefantes de estuco alrededor de la base del chedi, cuyas trompas fueron destruidas por los birmanos. 


 Este pequeño altar estaba en el restaurante junto al río, donde comimos.





Wat Suthon Mongkol Khiri en Phrae. Este es un templo de reciente construcción, un poco ecléctico y autodidacta. Parece una mezcla entre los templos Thai y las cúpulas de las Iglesias Rusas. Aquí hay que fijarse en el buda recostado sin finalizar a la izquierda y el que sostiene el dragón en la boca a la derecha.





 El buda que está en el interior del Wat Suthon Mongkol Khiri. Famoso porque un compañero de viaje profanó su inmaculado suelo con sus deportivas llenas de excrementos de cerdo.





Mercado local Entre tomates, limas , cebollas, pimientos y puerros vemos a una señora que, como siempre, nos sonrie. 



Aqui estamos en una lancha rápida por el rio Mae Kokde camino a las tribus del norte de Tailandia

 Mujer Akha con su tocado decorativo en el que se utiliza la plata y cada vez más, el aluminio. LLeva monedas de plata y bisutería. 



Mazorcas de maiz, o piñas de millo, secándose en un poblado Akha.
 Precioso paisaje con campos de arroz derca del poblado Akha.


Entrada de los espíritus en los poblados Yago y Egaw.

 Otras imágenes del poblado y sus habitantes











Dos hermanitos de la tribu Yao delante de un puesto nada comercial de recuerdos.


 Preciossssssssiïsimo niño Mien. Otra foto de concurso, después de media hora de perseguirlo.
Las mazorcas de maíz puestas a secar al sol, son el principal alimento de estas tribus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario